A continuación se discriben algunos de los atributos de calidad más comunes. El orden en el que se presentan no refleja su nivel de importancia. Esto lo determina cada sistema y entorno de negocio.

Puede descargar el naipe de atributos de calidad de esta fuente  naipe de atributos de calidad – Negocio

Descripción de atributos de calidad:

  • Consistencia (Co): Determina la importancia de que al consultarse un dato este devuelve exactamente el mismo valor siempre. Existen 2 tipos de consistencia: La consisistencia eventual y la consistencia fuerte. En el modelo de consistencia eventual pueden tenerse periodos de tiempo cortos en los cuales la información no esté totalmente sincronizada. Promovido por:

  • Facilidad de implementación (FI): Priorizar este atributo de calidad significa que lo mas importante es hacer el trabajo rápido aún cuando el sistema no cumpla los demás atributos de calidad debajo de él. Este atributo de calidad es especialmente importante al implementar proyectos de innovación en los cuales no hay éxito garantizado y para sistemas pequeños que no son criticos a nivel de negocio.

  • Mantenibilidad (Ma): Determina el nivel de facilidad con el que se hacen los cambios en el sistema para corregir defectos o implementar nuevos requerimientos. Es especialmente importantes para sistemas que cambian mucho.

  • Disponibilidad (Di): Priorizar este atributo de calidad significa que es muy critico tener periodos de tiempo en cuales el sistema no pueda ser usado. Normalmente se prioriza en aplicaciones criticas de negocio. Se debe tener presente que a mayor disponibilidad mayor es el costo de la infraestructura requerida y mas compleja es la implementación.

  • Desempeño (De): Significa que los tiempos respuesta del sistema son muy importantes. Existen 2 tipos de desempeño. El desempeño percibido por el usuario al interactuar directamente con la interfaz gráfica y el desempeño de los procesos internos entendidos como la velocidad para realizar las tareas que no dependen de interfaz gráfica.

  • Seguridad (Se): Para las arquitecturas diseñadas se tiene en cuenta la seguridad desde las perspectiva que se describe a continuación. Es la capacidad del sistema proteger la información del acceso no autorizado garantizando que solo los usuarios autenticados puedan hacer uso de los servicios de negocio y solo a los recursos que tienen autorizados.

  • Flexibilidad (Fle): El sistema es fácil de configurar para adaptarlo a ambientes o situaciones variables en las políticas y reglas de negocio sin escribir código.

  • Interoperabilidad (In): Es la capacidad que debe tener el sistema para ofrecer servicios que le permitan interoperar con otras aplicaciones al interior de la compañía o con otros negocios.

  • Escalabilidad (Es): Es la capacidad del sistema para soportar una mayor demanda sin degradar el desempeño.

  • Experiencia de usuario (Ux): La arquitectura del sistema debe tener en cuenta aspectos importantes que mejoren la experiencia de usuario tales cómo cargar las páginas rápidamente, realizar validaciones a medida que el usuario vaya ingresando información, etc.

  • Resiliencia (Re): El sistema es capaz de mantenerse funcional aún ante los fallos del entorno. Los fallos en los sistemas de los que dependen no afectan su funcionamiento. Debe tenerse en cuenta que hacer un sistema resiliente puede hacerlo menos consistente pues en caso de fallo la transacción puede terminar y realizarse la sincronización de los datos en otro momento.

  • Observabilidad (Ob): Es la capacidad del sistema para generar información que facilite su monitoreo, identificación y gestión de errores.